TuWeb
TRUJILLO
HISTORIA
PLAZAS
IGLESIAS
CASONAS
MUSEOS
TRADICIONES
LA MARINERA
EL CABALLO DE PASO
CORRIDAS DE TOROS
GASTRONOMIA
CHAN CHAN
HUACAS
BALNEARIOS
LA LIBERTAD
LUGARES CAMPESTRES
EL BAILE DEL PEROL
TRUJILLANOS ILUSTRES
 
HISTORIA
Las primeras huellas del pasado en La Libertad se remontan a más de 10,000 años. A los primeros pobladores dedicados a la pesca, la caza y la recolección, siguieron los horticultores y, más tarde los centros ceremoniales.
Culturas muy antiguas como Cuspinique, Salinar o Virú pusieron los cimientos para el desarrollo de la tradición cultural de la costa norte peruana.
Con la cultura Moche (200 a 700 d.c.) nació la organización estatal en el Perú. Las pirámides de adobe ubicadas en los valles de La Libertad son testimonios del poder y la riqueza de los antiguos señores mochica.
Este pueblo dominó magistralmente la orfebrería y la alfarería en la que retrataron diversos aspectos de su vida.
Alrededor del siglo XII de nuestra era. fue la cuna de la cultura Chimú, los cuales construyeron la ciudad de Chan Chan, donde organizaron su expansión por la costa. Avanzadas técnicas de riego caracterizaron a esta cultura que, en el siglo XV fue conquistada por los incas.

La primera ciudad fundada por los españoles fue San Miguel de Piura, sin fecha exacta, que tal vez fue el 7 de julio de 1532.
Francisco Pizarro, luego de fundar San Miguel, partió rumbo Jayanca, Túcume y Saña para llegar a Cajamarca el 25 de noviembre de 1532, donde luego de capturar al Inca Atahualpa y ejecutarlo el 26 de julio de 1533 salió con destino al Cuzco (11 de agosto) siguiendo la ruta de Huamachuco – Callejón de Huaylas – Tarma y Jauja, para llegar finalmente el 14 de noviembre de 1533.
Luego de la fundación hispana del Cuzco (23 de marzo de 1534) llegaron noticias acerca de la expedición del gobernador de Guatemala, adelantado Pedro de Alvarado quien se acercaba al Perú desde el Ecuador. Por tal motivo, Diego de Almagro fue encomendado a detenerlo en su incursión.
Mientras tanto, Francisco Pizarro fue con destino al valle del Mantaro, donde fundó Jauja el 25 de abril de 1534, siendo ésta la segunda ciudad fundada en el Perú.
Almagro logró entrevistarse con Alvarado en las cercanías de Quito y firmar un acuerdo (agosto de 1534) comprometiéndose a pagar la suma de 100 000 pesos a cambio que Pedro de Alvarado renunciase en sun intento de conquista. Tal negociación debería ser finiquitada por Pizarro. Para estos ambos personajes viajaron con destino al santuario de Pachacamac, arribando al lugar el primer día de 1535.

Fue en el trayecto a Pachacamac que Diego de Almagro por encargo de Pizarro se detuvo para fundar la villa de Trujillo, nombre dedicado a la tierra natal de Pizarro, el 6 de diciembre de 1534, a orillas del río Moche, por la prisa que tenía de llegar a Pachacámac, no llenó las formalidades. Luego Almagro encargó a Martín de Estete para delinear y dividir los solares. No se puede precisar el número de manzanas, se dice que fueron 24, cada una dividida en tres solares longitudinales. Trujillo quedó entonces delineada como un damero. Esta forma de las ciudades españolas es de origen romano y fue actualizada a partir del renacimiento. Permitía una mayor seguridad, pues en caso de asedio, la población podía refugiarse en la Plaza Mayor, defendida por la artillería que controlaba todos sus accesos. Como Teniente Gobernador, Martín de Estete nombró como primeros alcaldes a Rodrigo Lozano y Blas de Atienza, dos de los 31 vecinos fundadores.

Francisco Pizarro luego de fundar la ciudad de Lima, el 18 de enero de 1535, arribó para perfeccionar la fundación de Trujillo, nombre extremeño de su añorada tierra natal, bajo el patronato del apóstol Santiago, el 1 de marzo de 1535. La llevó solemnemente el 5 de marzo de 1535.

el propósito fue tener un núcleo urbano que estuviera a mitad de camino entre Lima y San Miguel, consolidándose así el territorio de Nueva Castilla que cubría de Ecuador al Cuzco de acuerdo a disposiciones del Rey.
Se construyó primero la iglesia matriz, luego el Cabildo, la casa de la autoridad civil y luego la de los vecinos.
Con el devenir de los años fue poblandose de hacendados adquiriendo el espíritu señorial que aun conserva.
Màs tarde, entre los años 1685 a 1687, la ciudad de Trujillo fué amurallada para defenderla de corsarios y piratas. Bajo un sol de eterna primavera, en solares de ámplios patios empedrados con deslumbrates interiores, dorados templos, entre misas y campanas vocingleras, transcurrió la vida de la ciudad más andaluza del Perú durante la colonia.
Trujillo, se unió prontamente a la causas de le emancipación y fue la primera ciudad del Perú que proclamó su independencia del yugo español el 29 de diciembre de 1820. Su espíritu aguerrido y patriota llevó al Congreso a cambiar el nombre al Departamento de Trujillo por el de La Libertad el 9 de marzo de 1825.